“EL PANORAMA GENERAL ES POSITIVO”

“EL PANORAMA GENERAL ES POSITIVO”

Compartimos una entrevista realizada a Jorge Göttert, Presidente de CARMAHE, por El Economista Diario.

En un contexto en el que la actividad manufacturera muestra recuperación en varios sectores capitalintensivos, la industria de bienes de capital está empezando a moverse, aunque todavía en forma algo dispar. Jorge Göttert, presidente de la Cámara Argentina de la Máquina Herramienta y Tecnologías para la Producción (Carmahe), destaca que “este año va a terminar con un incremento cercano al 20%” para esta industria, y adelanta que a partir de la mejora del sector hay empresas que ya están volviendo a exportar”. Éste es el diálogo que mantuvo con El Economista.

¿Cómo ve a la industria de bienes de capital?

La actividad está creciendo a buen ritmo, ya el último trimestre del año pasado empezamos a ver incremento de actividad pero muy concentrado en algunas industrias. Teníamos unos picos enormes de demandas en algunos sectores y otros estaban totalmente muertos y parecían que iban en picada, para peor. En el segundo trimestre de este año lo que se manifiesta muy fuertemente es que los que venían bien se consolidaron en esa posición y ahora están apareciendo otros sectores con un incremento importante en la actividad. Tal vez los más afectados sean los sectores vinculados al consumo. La muestra más clara son equipamientos para los fabricantes de electrodomésticos, algunas otras actividades todavía están planeando en su punto más bajo, pero empieza a haber reactivación muy incipiente, digamos del 5% al 7%.

Usted habla de un buen clima de negocios pero ¿las empresas están tomando créditos para equiparse?

Existen posibilidades muy buenas de financiamiento, la Secretaría Pyme está trabajando muy bien, hay programas de apoyo a la pequeña y mediana industria como nunca existieron en este país, que permiten que la inversión en maquinaria y en bienes de capital se haga como se hace en todo el mundo, a partir de créditos y no con recursos propios como se tuvo que hacer los últimos años.

Producción dice que muchas empresas no están registradas y no pueden acceder a los beneficios. ¿Qué pasa en el sector de bienes de capital?

La mayoría de nuestras empresas son medianas y ya se han inscripto. Estamos por encima del 70% pero es cierto que el promedio difícilmente supere el 40%.

¿Cómo afecta Brasil?

En los últimos años estuvo muy afectada por la recesión en Brasil pero el mercado brasileño está mejorando y mucho. Esto va a impactar positivamente en Argentina porque el crecimiento del mercado brasileño va a hacer, por un lado, que no nos inunde más con tanto excedente de stock, y por otro, que nos beneficie con una mayor demanda. La recuperación de Brasil es una excelente noticia y será uno de los factores que potenciará fuertemente la demanda en el mercado local.

¿Qué puede esperarse en 2017?

Este año vamos a terminar con un incremento cercano al 20%. El 2016 fue con caída pero estamos convencidos que este año se recupera toda la caída de 2016 y habrá un crecimiento real cercano al 10%, lo que marca un piso muy bueno para la actividad del año que viene. Hay cosas que ya se hicieron como los reintegros a la exportación y alguna mejora de la paridad cambiaria. Somos industrias que habíamos perdido casi todo nuestro mercado de exportación en bienes de capital y hoy estamos volviendo a exportar con cierta fluidez.

¿Se pueden abrir nuevos mercados con este dólar a $17,50/18?

Con el dólar a $18 todavía es difícil pero al tipo de cambio sumamos también una mejora de reintegros de exportación del 5% al 8% que ya está vigente, cierta baja en los costos logísticos y de puertos, algún ordenamiento a las cuestiones aduaneras que permiten llegar con productos de muy buena calidad y a precios competitivos. Estamos volviendo a exportar a México, Estados Unidos, Europa o incluso países como Japón. Somos muy optimistas y la muestra es que en marzo de este año lanzamos FIMAQH, la feria sectorial que será en junio de 2018, ya en el lanzamiento se vendió el 80% de los espacios y hoy, a un año del inicio de la feria, el predio de Tecnópolis está totalmente cubierto. Esto no pasó en los últimos 30 años.

[Ver publicación original]